Los suplementos son vitales en la menopausia.
Menopausia,Tratamientos

La importancia de los suplementos en la menopausia

Los suplementos son indispensables a partir de una edad.

Y sobre todo en la mujer en la etapa de la menopausia.

Hay que intentar adquirir todos los nutrientes, vitaminas, grasas buenas y minerales a través de la alimentación.

Pero cuando no se puede, es necesario recurrir a los suplementos alimenticios.

Voy a enumerar algunos de ellos, los cuales ayudan considerablemente a mejorar la salud física y mental de la mujer en la menopausia.

Tened en cuenta que no soy nutricionista, médico o especialista en la materia.

Por lo que ES MUY IMPORTANTE que antes de tomar cualquier suplemento, consultes con un especialista.

 

ISOFLAVONAS DE SOJA:

Es muy utilizada por las mujeres en la etapa de la menopausia.

Es una alternativa a la terapia hormonal sustitutiva.

Tiene una composición muy parecida a los estrógenos naturales.

Son eficaces para reducir los sofocos y los sudores nocturnos.

Por lo que todo en ella son beneficios.

Uno de los más importantes es a nivel cardiovascular, ya que reduce la presión arterial.

En Asia, la gran mayoría de las mujeres, tienen una muy baja sintomatología en la menopausia y se cree que puede ser debido a la incorporación de la soja en su dieta.

 

ACEITE DE ONAGRA:

Otro suplemento muy utilizado por las mujeres en la menopausia.

Se la conoce como prostaglandinas.

Regula la temperatura corporal, por lo que reduce la intensidad de los sofocos.

Ayuda a conciliar el sueño.

A estar más activa a nivel emocional.

Alivia la sequedad vaginal.

La sensibilidad del pecho.

Y aumenta el apetito sexual.

 

TREBOL ROJO:

Al igual que la soja, contiene isoflavonas.

También aporta magnesio, potasio, calcio y vitamina C.

Reduce los sofocos.

Mejora el estado de ánimo al reducir la ansiedad y la depresión.

Mejora considerablemente la piel seca.

 

OMEGA 3:

Son antiinflamatorios y anti-coagulantes.

Ayudan a regular los triglicéridos, la insulina y la presión arterial.

Protegen nuestro corazón y nuestro sistema inmunitario.

Además es rico en vitamina E.

Reduce los niveles de colesterol en sangre.

Mejora los problemas de huesos.

Disminuye la sensación de calor, sudor y sofocos.

Mejora el estado de ánimo y rebaja los cambios de humor.

 

COLÁGENO HIDROLIZADO:

Con los años el colágeno se va perdiendo.

Este es una parte muy importante en la salud física.

Es una de las proteínas más abundantes en nuestro cuerpo.

Es responsable de la forma, flexibilidad y resistencia de muchos tejidos orgánicos.

Ligamentos, articulaciones y tendones.

Encías, dientes, piel y muchos más.

Por lo que tomar colágeno mejorara considerablemente nuestra salud y aspecto físico.

 

MAGNESIO:

Se le conoce popularmente como tranquilizante natural.

Ayuda a aliviar la irritabilidad, la ansiedad y la falta de sueño.

Es indispensable para el buen funcionamiento de los músculos.

Y por supuesto es un elemento esencial para nuestros huesos.

Zinc, Magnesio y Calcio van unido para mejorar nuestra salud ósea.

Aunque hablando de huesos, los nutrientes indispensables son el Calcio, la vitamina K y la vitamina D.

El calcio mantiene los huesos densos y fuertes.

La vitamina K ayuda a la remineralización de los huesos. A tener un sistema cardiovascular saludable y es esencial para fijar el calcio en el hueso.

Y la vitamina D contribuye a la absorción del calcio y el fósforo en nuestro organismo, así como a la formación adecuada del hueso y la buena funcionalidad muscular.

 

VITAMINA E:

Tiene muchas funciones biológicas, pero la más conocida y más importante es la antioxidante.

Combinada con una dieta equilibrada en calcio, ayudará a mejorar los trastornos de la menopausia.

Reduce los sofocos.

Alivia la sequedad vaginal.

Mantiene la elasticidad de la piel.

 

VITAMINA C:

Es un potente antioxidante.

Favorece la producción de colágeno en la piel.

Contiene polifenoles que alivian los sofocos y la sequedad de la piel.

Puede ayudar a aliviar la sequedad vaginal y el dolor durante el coito.

 

MELATONINA:

Ya hablamos en su día del insomnio.

Estas alteraciones del sueño afectan enormemente a la calidad de vida.

Uno de los motivos de no conciliar el sueño es la no producción de melatonina, hormona del sueño.

Por lo que los problemas psicológicos, somáticos, vasomotores y sexuales, se ven interferidos.

Ya sabemos la importancia de un sueño reparador.

Debes comenzar a incluir suplementos en tu día a día

 

Si necesitas comentar, puedes hacerlo por aquí para compartirlo con todos.