Icono del sitio Lola Marín mi blog personal

La importancia del estrógeno en la mujer y la menopausia.

El estrogeno en la menopausia

La influencia del estrógeno en la menopausia y la mujer.

 

¿Cuánto de importante es el estrógeno para la mujer y la menopausia?

Os he hablado muchas veces del estrógeno, pues es el máximo responsable de los síntomas de menopausia.

Pero no he hablado de todo lo que significa el estrógeno en la mujer, como para el hombre la testosterona. Aunque no es exclusivo de la mujer, el hombre también lo produce, igual que nosotras producimos testosterona.

Si entendemos un poco mejor al estrógeno, comprenderemos el por qué de muchos síntomas en menopausia.

El estrógeno se produce en los ovarios (también en las glándulas suprarrenales, pero en menor medida) y es el responsable del desarrollo de las características sexuales secundarias femeninas:

El crecimiento de las mamas.

El ensanchamiento de las caderas.

La aparición de la menstruación.

Pero no voy a contaros como se producen, cuantos tipos hay y la función de cada uno, etc, etc … Pero si te interesa aquí la wikipedia 🙂 Estrógeno

 

Vamos a lo que nos compete…

Estrógeno:

  1. Favorece la lubricación y contribuye al normal funcionamiento del sistema genitourinario.

Sin estrógeno no lubricamos y nuestra zona genitourinaria se ve muy afectada.

De ahí cuando entramos en menopausia aparece la incontinencia urinaria, la resequedad vaginal (vaginitis atrófica o atrofia vulvovaginal) la vagina pierde grosor, elasticidad, humedad y se hace más fina.

Aquí quiero hacer un paréntesis. Por favor, se que a veces cuesta contar las cosas cuando es algo íntimo, pero es tan importante que veas que es algo normal en las mujeres y en los especialistas ginecológicos, son los que mejor te pueden ayudar, habla con ellos, ve a tus revisiones y ponte en tratamiento antes de que vaya a peor.

Te puede interesar estos artículos relacionados: 

La incontinencia urinaria en la menopausia

Ejercicios de kegel para el suelo pélvico

La sequedad vaginal en la menopausia

 

  1. Protege nuestro cerebro.

Es un neuroprotector, favorece la llegada del flujo sanguíneo al cerebro y de la glucosa necesaria para el desarrollo de las neuronas y de ciertos neurotransmisores.

Durante el ciclo menstrual, las variaciones en los niveles de estrógenos pueden producir algunos trastornos, como cambios de humor, insomnio e irritabilidad, todas, o casi todas, hemos tenido esos días de periodo en el que estamos insoportables.

Otro paréntesis. Imaginaros, por tanto, si nos afectaba con la regla, cuando estos se reducen drásticamente en menopausia ¡Ayyyy madre!, perdida de memoria, dolor de cabeza, cambios de humor, depresión, ansiedad, insomnio, sofocos… estos síntomas están relacionados con el papel que tiene el estrógeno en nuestro cerebro.

 

  1. Protege los huesos.

Fortalece la masa ósea, evitan la pérdida de calcio y aseguran su correcta mineralización manteniendo el hueso fuerte.

Por ese motivo al llegar la menopausia la mujer pierde masa ósea drásticamente y de forma progresiva que lleva al deterioro del hueso y a la temida osteoporosis.

Es por ello que al llegar a la menopausia y más aún si no tienes tratamiento hormonal sustitutivo, que a través del especialista, te realices las pruebas correspondientes (Densitometría) para valorar el estado de tus huesos.

Te puede interesar este artículo en el que hablo de osteoporosis: 

Osteoporosis en la menopausia

 

  1. Regulan el nivel de colesterol y triglicéridos.

Los niveles de colesterol se mantienen bajos, pues el estrógeno, influye en el metabolismo de las grasas y el colesterol de la sangre e induce la producción de colesterol bueno.

También favorecen la relajación de las paredes de los vasos sanguíneos y, por tanto, aumentan la irrigación y disminuyen la tensión arterial.

Por este motivo cuando entramos en menopausia nuestro cuerpo cambia, la grasa se redistribuye de forma distinta, nuestro metabolismo cambia, notamos aumento de peso y aumento de colesterol y tensión arterial. Importante realizar analítica periódica para controlar dichos niveles y controlar la alimentación y ejercicio físico.

Te puede interesar estos artículos relacionados:  

Alimentación y menopausia te cuento que se debe comer

Como evitar el aumento de peso en la menopausia

 

  1. Protege el corazón.

Como comentábamos antes, el estrógeno al participar en el metabolismo de las grasas y la producción de colesterol bueno, previene por tanto acumulación en las paredes de las arterias, reduciendo enfermedades del corazón.

La arritmia, taquicardias, “aceleración del corazón”, palpitaciones… son causas y síntomas de menopausia. Se suele asociar los problemas de corazón al hombre, cuando la mujer tras la menopausia tiene el mismo riesgo de padecer un infarto, de hecho hay más fallecimientos por problemas de corazón en las mujeres tras la menopausia, que por cáncer de mamas.

 

  1. Preparan para la fecundación.

Sin estrógeno no hay vida, no hay fecundación, pues es el responsable de preparar el proceso de ovulación y fecundación, junto con la progesterona que transforma el tejido que recubre las paredes internas del útero (endometrio), para acoger el óvulo en caso de ser fecundado.

La regla por tanto no es más que la eliminación de este tejido (endometrio), junto con la sangre que se desarrolla en caso de que no se produzca embarazo.

Así de importante es el estrógeno para “perpetuar a la especie humana”  

 

  1. Estimulan la libido.

Otra función de los estrógenos es estimular la libido, junto con los bajos niveles de andrógeno, segregados también por el ovario.

Aquí hago un súper paréntesis J pues es muy relativo y aunque ciertamente esta relacionado el estrógeno con la libido, no siempre tras la menopausia se sufre una pérdida de apetito sexual. Puede ser algo puntual, o bajar un poco, pero más bien por todos los síntomas adversos en esta etapa. La vida sexual sigue activa, eso sí, tendrás que tomar ciertas medidas.

Te puede interesar este artículo relacionado:

 Consejos para una buena relación sexual en la menopausia

 

  1. Ayudan a la formación de colágeno.

El estrógeno ayuda en la formación del colágeno, la vascularización, el grosor de la piel y la elastina.

Mejora por tanto el aspecto de la piel, regenera la dermis, estimula la pigmentación de la piel en la vulva, las aureolas de las mamas y los pezones e influyen en el estado de las uñas y el cabello.

Vamos, como para no notar cambios en nosotras en la piel, rostro, cabello… La bajada es tan brusca que los cambios son muy notorios, sobre todo durante los 5 primeros años tras la menopausia.

Lo que yo digo que mientras mas tarde se entre en menopausia mejorrrrrr!!!!

 


Así que, si todo esto lo perdemos en la menopausia, ¿Cómo no nos va a afectar, cómo no nos vamos a sentir distintas??????

 

Y lo peor, ¿por qué no nos preparan para todo esto??????

Mientras más tarde entremos en menopausia mejor que mejor a todos los niveles, pero si ya la tienes,

Vívela de forma positiva, infórmate y cuídate.

 

Salir de la versión móvil