Embarazadas en la menopausia
Menopausia,Varios

Embarazada en la Menopausia. Pues SI, ¿Quieres saber cómo?

¿Es posible quedarse embarazada en la Menopausia?

En artículos anteriores https://lolamarin.info/perimenopausia/ hemos hablado de perimenopusia.

En esta etapa, aunque estemos meses sin regla y disminuye considerablemente la posibilidad de embarazo, esto no quita que pueda suceder.

De hecho, muchas mujeres se relajan en este periodo al pensar que como la regla ya es irregular, el mes que no la tiene, puede no utilizar ningún medio anticonceptivo.

Esto conlleva a embarazos no previstos en la perimenopausia, son muchas las mujeres embarazadas en esta etapa por no tomar los medios necesarios.

Por lo que si aun no te ha indicado un especialista que tienes la menopausia, tienes que tomar medidas anticonceptivas hasta ser indicada.

En algunos casos, en los que hay hemorragias disfuncionales, el ginecólogo podrá indicar como tratamiento el DIU de progesterona, que a la vez de anticonceptivo sirve de tratamiento para los síntomas.

Así que consulta a tu médico a este respecto, si estás en la perimenopausia y no quieres quedar embarazada.

Con la menopausia, por lo contrario, no es posible quedar embarazada de forma natural.

Ya que dejamos de producir óvulos.

Pero nuestro útero no envejece, por lo que puede perfectamente albergar embriones y llevar un embarazo a buen término, administrando las hormonas necesarias para ello (tratamientos hormonales similares a los utilizados en mujeres jóvenes con extirpación de ovarios o que estos no funcionen).

Sabiendo por tanto que de forma natural NO podemos quedarnos embarazadas en la menopausia, existen otras alternativas.

Lógicamente indicada a aquellas mujeres que quieren tener hijos y llegan jóvenes a la menopausia o simplemente así lo deciden.

Los métodos utilizados hoy día son:

La ovodonación

También llamada donación de ovocitos.

Es uno de los métodos más utilizados.

Se trata de una técnica de reproducción asistida en la que el óvulo pertenece a una donante.

Una vez obtenidos los ovocitos de la donante, estos son inseminados con los espermatozoides de la pareja o bien espermatozoides de un donante si es el caso.

La mujer que recibe el óvulo donado, tiene que tener el endometrio a punto para el momento de la transferencia embrionaria y para ello se administra a la futura madre hormonas mediante un ciclo de terapia hormonal sustituida (THS) el cual permite engrosar el revestimiento del útero, para aumentar las posibilidades de implantación del embrión.

Congelar óvulos o embriones

En este caso, el proceso es similar al anterior, con la diferencia que los óvulos pertenecen a la propia mujer.

Estos óvulos fueron congelados anteriormente, ya sea por un proceso de fecundación in vitro anterior, o simplemente por previsión de contar con óvulos propios para futuros embarazos.

O embriones junto a su pareja que también se pueden congelar.

Primero se realiza una preparación del útero de la madre y después se procede a la transferencia de embriones a través de una fecundación in vitro.

Adopción de embriones

Es un tratamiento similar a los dos anteriores.

En este caso el embrión no está vinculado con la pareja.

La finalidad de este proceso es supervisar, valorar y seleccionar aquellos embriones que ofrezcan una mayor garantía de implantación en el útero materno.

Por lo tanto, si estás pensando en quedarte embarazada o por el contrario no quieres quedarte embarazada, ya sabes los métodos que hay que tener en cuenta.

Somos libres de tomar la decisión que así necesitemos en cada etapa

Si necesitas comentar, puedes hacerlo por aquí para compartirlo con todos.