Belleza, un cutis perfecto, segunda parte.
Belleza,Menopausia

Belleza, un cutis perfecto. Segunda parte.

Seguimos con los tips de belleza para el rostro…

Ha tenido bastante aceptación el post de la semana pasada (Belleza, un cutis perfecto), muchas habéis comentado al respecto.

Ante todo, gracias, gracias por seguirme y apoyar mi nueva andadura.

Es por ello que voy a seguir con los tips de belleza para el rostro.

En esta ocasión, verás como cuidar tu rostro en la noche.

Si leíste el anterior, hablé de la necesidad de mirarte al espejo siempre antes de salir a la calle, para verte bien y sentirte bien.

Pues para dormir, aunque no te lo creas, también es importante irte a la cama con una actitud positiva y viéndote más bella que nunca.

Hará que duermas más relajada y esto a la vez cuidará tu cutis.

La hidratación, bebiendo mucho agua, la tienes que hacer durante el día.

Es importante para un buen cutis.

Intenta en las horas previas a ir a la cama, no beber mucho líquido, para no interrumpir el sueño, que además en la etapa de menopausia se torna tan complicado.

Lo primero que tienes que hacer antes de ir a la cama para tener un cutis perfecto, es desmaquillarte, sea la hora que sea y estés lo cansada que estés. Clic para tuitear

Un desmaquillador suave, sin frotar, con cuidado en los ojos y que no deje residuos.

De este modo tu rostro respira y se nutre en la noche, ayudado de la hidratación que te he comentado a lo largo del día bebiendo agua.

Como de forma natural, se va perdiendo la capacidad de recuperación para nutrirse en la noche,  hay que incorporar una crema nutritiva a nuestra rutina de cuidados del cutis.

Por lo tanto recuerda, de día hidratantes y de noche nutritivas.

No te olvides del contorno de ojos. Ya te comenté que requiere de un cuidado especial.

Ah, y algo que se me pasó comentar en el post anterior y que te incluyo en este, cada vez que utilices tus cremas, extiende por cuello y escote con un ligero masaje.

Yo suelo utilizar por la noche:

Un desmaquillador que me sirva para todo el rostro y que sea suave para los ojos. Suelo cambiar, la verdad es que no tengo uno especifico.

Durante todo el año una crema de noche nutritiva antiarrugas Q10.

Para el contorno de ojos, utilizo el mismo que por el día, un antiarrugas Q10.

Y para terminar, te diré uno de mis últimos descubrimientos de hace muy poco.

Un producto del que no había oído hablar hasta hace unos meses.

Y una maravilla en cuanto a propiedades.

El aceite de moringa.

Llevo un par de meses utilizándolo y estoy encantada.

Lo utilizo solo en la noche, antes de la nutritiva.

Solo unas gotitas., unos toquecitos con un algodón o con las yemas de los dedos.

Lo que estoy notando es el rostro más iluminado, más terso y más tenso.

La verdad es que estoy encantada y voy a seguir por un tiempo prolongado para ver si sigo viendo los beneficios.

Pero ten en cuenta una cosa, independiente a cualquier tratamiento que utilices para ayudar a tu rostro.

Para sentirte bien, tanto por dentro como por fuera, cuando te mires al espejo tienes que decirte:

acéptate, acepta tu cambio, acepta tu nuevo rostro, tu nueva arruga, tu nueva expresión y no dejes de sonreír por ocultar una arruga.

Si necesitas comentar, puedes hacerlo por aquí para compartirlo con todos.